Casa Río

CORREDOR BIOCULTURAL DEL GRAN LA PLATA

La ciudad de La Plata se encuentra rodeada por un gran anillo productivo en términos alimentarios, pero también ecológicos y culturales, que se enfrenta actualmente a la invasión desde fuera y al desarrollo descoordinado desde dentro, amenazando su propia existencia. En él se haya presente la mayor complejidad de uso del suelo que puede darse en la tierra, agropecuario, industrial, residencial, servicios, etc.
En las últimas dos décadas la emigración de la población desde el centro hacia la periferia se ha traducido en un aumento de la ocupación de nuevas superficies en los límites físicos de la ciudad. El avance urbano hacia la periferia genera la pérdida de tierras productivas y de ecosistemas que interconectados funcionan como redes vitales no solo para los seres humanos .
En el marco del Programa Humedales Sin Fronteras (HsF), y dentro del objetivo de creación de Cartografías Publicas que Casa Río Lab lleva adelante junto a un grupo de análisis interdisciplinario integrado por artistas, geógrafos, biólogos, filósofos, abogados, programadores y comunicadores, hemos comenzado a desarrollar la idea fuerza del Corredor Biocultural del Gran La Plata.
El concepto de corredor biocultural surge de la necesidad de que los ecosistemas se mantengan relacionados para permitir la continuidad de los procesos ecológicos, pero un corredor biocultural, también involucra los conocimientos, las prácticas y las expresiones culturales del territorio.  Esta iniciativa tiene por objetivo aproximarnos a una definición de los roles de las comunidades urbanas, ecológicas y agrícolas, y el establecimiento de las condiciones de preservación de las identidades y la biodiversidad que rodean a esta región capital.

 

El sentido de esta iniciativa es el de activar esta idea incorporando tecnologías avanzadas como la teledetección y acciones territoriales, orientadas a lograr cambios que permitan que la biodiversidad y la diversidad cultural co-evolucionen conectando áreas que de momento aparecen como fragmentadas y proponiendo medidas para remediar los dañados y la construcción de nuevos apoyando el desarrollo económico, social y cultural, así como la biodiversidad.

Consideramos que esta forma de activación basada, en nuestro caso, en las experiencias desarrolladas en Territorios de Colaboración Pedagogías de lo anegado es muy importante para construir y fortalecer una gran red de solidaridades en el territorio como sistema social autopoiético, vinculándolas con  otras experiencias de corredores bioculturales en desarrollo al largo del corredor de humedales del valle central de la Cuenca del Plata, así como para servir de inspiración a otros grupos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *